TIPOS Y ESPéCIES

TIPOS DE TORTUGAS

Existen una gran cantidad de tipos de tortugas que podriamos clasificar en:

green turtle, turtle, sea turtle-7133765.jpg
Tortugas Marinas (Familia Cheloniidae y Dermochelyidae):

Este grupo incluye especies que habitan en los océanos y mares de todo el mundo. Las tortugas marinas son conocidas por su adaptación al ambiente marino, con aletas en lugar de patas y una morfología que les permite nadar eficientemente. Algunas especies notables son la tortuga boba, la tortuga verde y la tortuga laúd.

Tortugas Terrestres (Familia Testudinidae):

Estas tortugas son adaptadas para la vida en tierra. Suelen tener patas robustas y uñas gruesas que les permiten moverse por diversos tipos de terrenos. Ejemplos de tortugas terrestres son la tortuga mora, la tortuga gigante de las Galápagos y la tortuga aldabra.

Tortugas de Agua Dulce (Familias Emydidae, Geoemydidae, entre otras):

Estas tortugas habitan principalmente en lagos, ríos y otras fuentes de agua dulce. Tienen patas palmeadas o adaptaciones para nadar en aguas tranquilas. Ejemplos incluyen la tortuga de orejas rojas y la tortuga mordedora.

Tortugas de Caparazón Blando (Familia Trionychidae):

Estas tortugas tienen un caparazón más suave y flexible en comparación con otras especies. Suelen habitar en aguas dulces o salobres y pueden ser encontradas en ríos y lagos. La tortuga de caparazón blando del Nilo es un ejemplo de esta familia.

TORTUGAS DOMÉSTICAS:

Las tortugas domésticas, también conocidas como tortugas de compañía, provienen de diversas especies terrestres y acuáticas que se crían en cautiverio.

Algunas características generales de las tortugas domésticas incluyen:

  1.  Tamaño Variado: Las tortugas domésticas vienen en una variedad de tamaños, desde pequeñas especies terrestres hasta las más grandes tortugas acuáticas.
  2. Longevidad: Muchas tortugas domésticas tienen una expectativa de vida prolongada, y algunas especies pueden vivir décadas con los cuidados adecuados.
  3. Dieta Específica: Las tortugas tienen necesidades dietéticas específicas según su especie. Algunas son herbívoras, mientras que otras son omnívoras o carnívoras.
  4. Hábitats Adecuados: Las tortugas terrestres y acuáticas tienen requerimientos de hábitat distintos. Las terrestres necesitan un recinto con sustrato adecuado y áreas para refugio, mientras que las acuáticas necesitan un espacio acuático adecuado y áreas de descanso en tierra.

CUIDADOS PARA LAS TORTUGAS DOMÉSTICAS:

El cuidado adecuado de las tortugas domésticas es esencial para su bienestar a largo plazo.
Aquí hay algunas pautas generales para cuidar de estas mascotas:

  1. Investigación Previa: Investiga sobre la especie específica de tortuga que planeas tener. Aprende sobre sus necesidades de alimentación, hábitat, temperatura y otros requisitos.
  2. Hábitat Adecuado: Proporciona un recinto adecuado y espacioso para tu tortuga. Incluye áreas para refugio, agua (si es una especie acuática) y áreas de tierra firme.
  3. Alimentación Balanceada: Alimenta a tu tortuga con una dieta apropiada para su especie. Esto puede incluir vegetales frescos, frutas, hojas verdes y en algunos casos, proteínas animales.
  4. Luz y Calor: Proporciona la iluminación adecuada, incluida la luz ultravioleta (UVB) para tortugas terrestres y acuáticas. Mantén una temperatura adecuada en el recinto, con zonas más cálidas y más frescas.
  5. Limpieza: Limpia regularmente el recinto y el agua para mantener un ambiente saludable para tu tortuga.
  6. Visitas al Veterinario: Programa visitas regulares con un veterinario especializado en reptiles para asegurarte de que tu tortuga esté en buena salud.
  7. Enriquecimiento: Proporciona oportunidades para el enriquecimiento mental y físico, como lugares para escalar, explorar y buscar alimento.
  8. Investigación Continua: Mantente informado sobre nuevas recomendaciones y prácticas de cuidado a medida que aprendes más sobre las necesidades de tu tortuga. 

Recuerda que las tortugas domésticas son mascotas que requieren un compromiso a largo plazo y cuidados específicos. Al proporcionarles un ambiente adecuado y dedicar tiempo a su bienestar, podrás disfrutar de la compañía de estas criaturas únicas durante muchos años.