TORTUGAS TERRESTRES

QUÉ COMEN LAS TORTUGAS DE TIERRA?

Las tortugas terrestres son animales de sangre fría y su dieta varía según la especie y su lugar de origen.
Es importante tener en cuenta que cada especie puede tener necesidades dietéticas ligeramente diferentes.
Estos son los alimentos más comunes para tener una dieta plena:

1. Heno de pasto: El heno de pasto es una parte esencial de la dieta de las tortugas terrestres. Proporciona fibra necesaria para una digestión saludable.

2. Vegetales de hojas verdes: Las tortugas disfrutan de una variedad de vegetales de hojas verdes, como lechuga romana, espinacas, hojas de diente de león, col rizada y acelga. Evita darles lechuga iceberg, ya que tiene poco valor nutricional.

3. Flores comestibles: Las flores como las rosas, los capullos de diente de león y las flores de calabaza son una opción atractiva y nutritiva para las tortugas.

4. Frutas: Ocasionalmente, puedes darles pequeñas porciones de frutas como fresas, manzanas, peras o melón. Recuerda que las frutas son altas en azúcares, por lo que deben ofrecerse con moderación.

5. Suplementos de calcio: Las tortugas necesitan un suplemento de calcio para mantener huesos y caparazones fuertes. Puedes proporcionar esto espolvoreando los alimentos con un suplemento de calcio específico para reptiles.

6. Agua : Siempre debes proporcionar un recipiente con agua fresca y limpia para que las tortugas puedan beber y bañarse.

7. Evitar: Es importante evitar ciertos alimentos que son tóxicos o peligrosos para las tortugas, como alimentos procesados, carne, productos lácteos, pan, galletas y alimentos altos en grasas.

Recuerda que la dieta de las tortugas debe ser equilibrada y variada para garantizar que obtengan todos los nutrientes que necesitan. Además, consulta con un veterinario especializado en reptiles para obtener una recomendación más específica según la especie de tu tortuga y su estado de salud particular.

HÁBITAT ADECUADO PARA TORTUGAS DE TIERRA

1. Hábitat adecuado: La tortuga debe tener un terrario o recinto espacioso que le permita moverse y explorar. El tamaño del hábitat dependerá del tipo y tamaño de la tortuga. Proporciona un sustrato apropiado, como tierra o arena, para que pueda cavar y enterrarse si lo desea.

2. Temperatura y luz: Es crucial mantener una temperatura adecuada en el hábitat. Las tortugas de tierra necesitan una fuente de calor, como una lámpara de calor, para mantener una temperatura de entre 25°C y 30°C en el terrario durante el día y permitir que descienda a unos 20°C durante la noche. También necesitan acceso a la luz solar o a una lámpara de espectro completo para obtener vitamina D3 y mantener huesos y caparazón saludables.

3. Alimentación equilibrada: Las tortugas de tierra necesitan una dieta equilibrada que consista principalmente en vegetales de hojas verdes, como lechuga, espinaca, acelga, col rizada, y algunas frutas en ocasiones. También pueden requerir suplementos de calcio y vitaminas para asegurar una nutrición adecuada.

4. Agua y hidratación: Asegúrate de proporcionar agua fresca en un recipiente poco profundo para que la tortuga pueda beber y, si lo desea, bañarse ocasionalmente.

5. Refugio y escondites: Las tortugas de tierra necesitan lugares donde puedan esconderse y sentirse seguras. Puedes proporcionarles refugios o cuevas hechas con rocas o troncos.

6. Limpieza y desinfección: Mantén el hábitat limpio y desinfectado para prevenir la propagación de enfermedades. Cambia el agua regularmente y cambia el sustrato cuando sea necesario.

7. Atención veterinaria: Es importante llevar a la tortuga a un veterinario especializado en reptiles para revisiones regulares y asegurarse de que esté en buen estado de salud. Además, si notas algún signo de enfermedad, como falta de apetito, letargo o cambios en su comportamiento, debes llevarla al veterinario lo antes posible.